Consultoria empresarial: Cambios por crisis en una empresa

Consultoria empresarial. Un empresario de Guadalajara, del ramo de la construcción, nos platicaba sus malabares para cumplir con los compromisos de pago a Hacienda, a los proveedores, a los bancos, a su personal, etc., debido a que sus clientes y deudores tampoco le cumplían a él. La situación la veía caótica, con ganas de cerrar, al menos los ojos, pues “ojos que no ven, corazón que no siente”. Los problemas empezaron desde un año antes, pues concedió créditos sin la investigación y respaldos suficientes, además de haber obtenido préstamos bancarios soportados en las promesas de pago de sus nuevos clientes. La crisis parecía decidida a quedarse. ¡Nuestro amigo no sabía qué hacer!

En colaboraciones anteriores de nuestra Consultoria empresarial hemos hablado sobre los distintos tipos de cambios que las personas, así como las organizaciones, pueden enfrentar: cambios por anticipación, cambios por reacción y cambios por crisis.

 Criterios

Los CAMBIOS POR CRISIS para la Consultoria empresarial surgen cuando los problemas son tan graves que generalmente no se ve ni se encuentra la solución dentro de la empresa; son de tal magnitud que sobreviene el pánico, la ofuscación. Por las presiones y la crisis misma, las personas involucradas pueden perder la objetividad y la serenidad necesarias, siendo así más difícil clarificar la situación real de la empresa. Para resolver la problemática, generalmente los elementos clave se encuentran fuera de la organización, por ello es imprescindible contar con el punto de vista de personas ajenas “no contaminadas” por la situación de conflicto, que lo vean de manera más “fría”, no emocional. Nuestro amigo lo platicó con su esposa y ella le sugirió afrontar de lleno el conflicto con quienes tenía adeudos pendientes de cubrir, para negociar los pagos y re-estructurar sus créditos. También platicó con las personas que no le cumplían en tiempos y montos de pago.

La historia anterior nos enseña que conviene negociar con los propios proveedores, los acreedores, los clientes y hasta la misma competencia, por lo que se les debe persuadir e involucrar a fin de lograr su apoyo.

Una vez escuchadas las sugerencias, las recomendaciones y/o los requerimientos de los elementos clave y clarificadas las alternativas de solución, es preciso elaborar un plan de acción a seguir, que sea claro y que reporte beneficios concretos, observables y medibles para las partes interesadas en la empresa; de esta manera podremos ganar “aliados”, tanto internos como externos, pero al mismo tiempo contraemos el compromiso de mantenerlos informados de los avances, de manera veraz y oportuna.

Si en cualquier momento de la empresa es de la gran utilidad, en épocas y situaciones de crisis resulta vital el apoyo que pueden aportar firmas como GRUPO CEDE  CONSULTORES que ofrecen Asesoría y la Consultoría Profesionales, para detectar, no sólo las debilidades, sino principalmente las fortalezas y áreas de oportunidad con que cuenta la empresa que, por su situación problemática, no ve.

En Consultoria empresarial se define que los cambios por crisis suelen ser dolorosos, pero benéficos. Cuando tenemos una herida purulenta, el personal médico o de enfermería no aplica paliativos ni da masajes para evitar el dolor; generalmente presiona la herida para extraer la pus y hasta después limpiar, desinfectar, suturar, etc. para que ésta sane.

Las épocas difíciles, los cambios por crisis, aunque no deseables, si se saben aprovechar, sirven para purificar a las personas y a las instituciones, como el oro en el crisol.



Consultoria empresarial: Cambios por crisis en una empresa.

José Salvador Herrera Amezcua

Director de GRUPO CEDE  CONSULTORES

Facilitador Certificado en el Estándar “EC0217” de CONOCER

Con Certificación Internacional en Neuroventas, Influencia y Persuasión.

Compartir!