Consultoria de pymes: Productividad en la cadena Cliente-Proveedor.

Consultoria de pymes. Para ser competitivos en un mercado abierto, es necesario también ser productivos y satisfacer las necesidades, expectativas y especificaciones de nuestros clientes externos y cumplir como proveedores internos en la organización.

 Criterios

En la consultoria de pymes, muchas de las fallas que percibimos o de las que somos víctimas por parte de nuestros proveedores externos, se deben a que internamente en esa empresa un área no le cumplió a otra, por ejemplo, la de producción no entregó a tiempo porque el almacén de suministros no le proveyó de los insumos y, en consecuencia, producción falló en el calendario de entregas al almacén de productos terminados y éste, a su vez, incumplió con la cadena de distribución, y así, hasta llegar al cliente final.

En consultoria de pymes te presentamos de forma simplificada, pero muy útil, 2 instrumentos que te pueden ayudar a auto-evaluarte en cualquiera de los dos roles, o ambos, que

Para el siguiente ejercicio, definiremos como cliente a toda persona o conjunto que necesita algo de alguien. Ese alguien que provee de información, productos o servicios es el proveedor.

Consultoria de pymes: Auto-Evaluación como Proveedor Interno.

1. Identifica a tus clientes internos. Identifica a las personas, departamentos o áreas de tu empresa, que necesiten de ti o de tu departamento, ya sea información, insumos, productos o servicios.

2. Identifica sus necesidades, expectativas y/o especificaciones. Una vez que hayas señalado al menos a 3 de tus clientes internos, determina qué necesita de ti o de tu área cada uno de ellos, de qué forma y en qué tiempo deberás proporcionarlo.

3. Auto-evaluación de tu proveeduría. Ahora es momento de que te auto-evalúes en tu función de proveedor interno. ¿Cumples con las especificaciones de cada cliente interno? ¿Recibes reclamos de alguno de ellos por insatisfacción? ¿Haz verificado con cada uno, su nivel de satisfacción respecto a lo que recibe de ti o de tu departamento?.

4. Iniciando el mejoramiento continuo. Si detectas algún grado de insatisfacción o te han hecho algunas observaciones, conviene que te propongas un plan de acción para subsanar esas diferencias entre las expectativas de tus clientes internos y lo que reciben de ti o de tu área. Tabla 3

Consultoria de pymes: Auto-Evaluación como Cliente Interno.

1. Identifica a tus proveedores internos. Identifica a las personas, departamentos o áreas de tu empresa, de quienes tú o tu departamento necesitan, ya sea información, insumos, productos o servicios.

2. Identifica tus necesidades, expectativas y/o especificaciones. Una vez que hayas señalado al menos a 3 de tus proveedores internos, determina qué necesitas tú o tu área de cada uno de ellos, de qué forma y en qué tiempo deberás recibirlo.

3. Auto-evaluación de la proveeduría. Ahora es momento de que evalúes la satisfacción que tienes o no, de tus proveedores internos. ¿Cada uno de ellos cumple o cubre tus necesidades, expectativas y especificaciones? ¿Le reclamas a alguno de ellos por insatisfacción? ¿Haz platicado y analizado con cada uno, tu nivel de satisfacción o insatisfacción respecto a lo que recibes tú o tu departamento?.

4. Iniciando el mejoramiento continuo. Si detectas algún grado de insatisfacción o les has hecho algunas observaciones, conviene que les pidas, de manera asertiva, puntos o aspectos concretos que deben cumplir para subsanar esas diferencias entre tus expectativas y lo que reciben tú o tu área. Tabla 4

Consultoria de pymes: Productividad en la cadena Cliente-Proveedor.

José Salvador Herrera Amezcua

Director de GRUPO CEDE  CONSULTORES

Facilitador Certificado en el Estándar “EC0217” de CONOCER

Con Certificación Internacional en Neuroventas, Influencia y Persuasión.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *